Sal de jamón, una receta muy salada

Voy a comenzar esta nueva sección de recetas con jamón con una muy sencilla. Se trata, más que de una receta, de un ingrediente con el que podemos aromatizar muchos platos. Cualquiera de nosotros somos capaces de hacerlo con unos restos de jamón serrano y poco tiempo. Por supuesto, también con jamón ibérico, aunque en este caso quizás no merece la pena, mejor prepararse una tapita, ¿no crees?. Si alguna vez te sale algún jamón salado, no lo tires, úsalo para hacer la sal de jamón.

 

En algunas recetas que puedes encontrar cuentan cómo hacerlo con jamón y sal. Creo que el jamón ya tiene suficiente sal, pero si lo ves necesario, puedes añadir un poco siguiendo los mismo pasos.

El fundamento consiste en quitar al jamón el agua y la grasa para posteriormente picarlo. Por eso verás que necesitamos cubrirlas con papel vegetal, ya que éste es el que absorbe tanto el agua como la grasa.

Puedes hacer la sal de jamón en horno o en microondas, a tu elección. Te explico los dos sistemas.

 

Recetas con jamón: sal de jamón

Ingredientes.

200 gr. de jamón serrano sin grasa y cortado en tiras. Puedes hacerlo con la cantidad que quieras, ya que se conserva perfectamente durante un tiempo.

Un poco de sal, sólo si después de haber probado crees que te hace falta.

Materiales.

Papel de cocina vegetal, que se puede reutilizar varias veces. Lo puedes encontrar en cualquier supermercado.

Bandeja de horno o plato para microondas, según el método que elijas.

Mortero o picadora.

Sal de jamón en el horno.

  1. Cubrimos una bandeja de horno con papel de cocina vegetal.
  2. Sobre ella ponemos las lonchas de jamón a las que les hemos quitado la grasa sin superponerlas.
  3. Tapamos con otra hoja del mismo papel y ponemos un peso encima.
  4. En el horno lo dejamos 15-20 minutos a 200º. Ponemos el horno en modo ventilador y si no lo tiene, con calor desde arriba.
  5. Una vez que el jamón se enfríe durante unos minutos, lo echamos en el mortero y lo trituramos hasta que se forman escamas o hasta que esté al tamaño de grano deseado.

Sal de jamón en el microondas.

  1. Cubrimos un plato llano con papel vegetal.
  2. Colocamos las lonchas de jamón serrano sin grasa sobre el mismo, sin superponerlas.
  3. Tapamos el plato con otra hoja del mismo papel y ponemos otro plato encima como peso.
  4. En el micro estarán durante 3-4 minutos a máxima potencia. No te pases, a ver si se van a quemar.
  5. Después de unos minutos, una vez que el jamón se haya enfriado, lo introducimos en el mortero y lo machacamos hasta que quede fino.

 

Recetas de jamón serrano: elaboración sal de jamón

 

Conservación.

Puedes conservar durante unos meses la sal de jamón en un recipiente cerrado de cristal. Ya sabes, la sal es un conservador y además el producto está deshidratado.

Con qué combina.

La sal de jamón puede completar un aperitivo perfectamente. Su sabor a jamón, textura crujiente y vivo color nos sorprenderá a la vista, pero más aún cuando la probamos.

Podemos condimentar o aderezar con ella otras recetas como ensaladas y cremas, platos de setas, carnes blancas, pescado, pasta, melón con jamón, verduras rehogadas, guisantes con jamón rehogados, huevos fritos, etc.

 

¿Qué te ha parecido la primera de las recetas con jamón?. Si la haces, cuéntanos por favor los resultados abajo, en comentarios. Y si me das un G+ o lo compartes  en redes sociales la próxima tapa de jamón me la tomo a tu salud.

Muchas gracias por todo.

 

, , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Diseñado por Más que Jamón