Guijuelo, la villa del jamón ibérico

Jamón de Guijuelo, seguro que has oído hablar de él. Una villa que vive por y para el cerdo ibérico, con una industria de productos cárnicos derivados del cerdo de las mayores de España. No hay más que darse un paseo por la villa y sus alrededores para darse cuenta de la importancia de este sector. Podrás ver numerosas empresas dedicadas a ello.

 

Su clima continental es perfecto para la curación de jamones y paletas: veranos cortos y calurosos, inviernos largos y fríos.

Guijuelo

¿Dónde está Guijuelo?

Al sudeste de la provincia de Salamanca a las orillas del río Tormes, en plena meseta española y a 1.000 metros de altitud, encontramos la villa de Guijuelo (Hijuelo, en su origen). A unos 50 Km. al norte se encuentra la ciudad de Salamanca y mirando hacia el sur podremos ver la sierra de Gredos.

Paisaje de pastos extensos con robles y encinas aquí y allá. Este terreno plano favorece los vientos racheados, imprescindibles para la industria del jamón y embutidos ibéricos, ya que favorecen una buena ventilación en secaderos y bodegas, clave en la elaboración del jamón.

Situación de Guijuelo

Historia de su chacinería.

La principal riqueza de Guijuelo es la producción de jamones ibéricos y las industrias chacineras. Gracias a ellas la villa ha triplicado su población desde los menos de 2.000 habitantes a principio del siglo XX hasta los más de 6.000 actuales.

En el pasado también hubo otras industrias, pero quedaron eclipsadas por la chacinería. Con más de 100 años de historia, la producción de embutidos y jamones encontraba materia prima de gran calidad en los alrededores: cerdos alimentados de bellota en los encinares de la zona. Con el aumento de la producción, la cría extensiva del cerdo ibérico se fue desplazando además a las dehesas adyacentes de Extremadura y Andalucía.

Mencionar que en sus inicios los cerdos se sacrificaban en las calles del pueblo. En las mismas puertas de las casas se descuartizaban y se procedía a elaborar los embutidos familiarmente.  Nada tienen que ver esos orígenes con la situación de hoy, con importantes empresas que combinan la artesanía tradicional con la más moderna tecnología de fabricación, que incluyen medidas de higiene en todo el proceso y con una capacidad de producción mucho más elevada.

En 1986 se creó la Denominación de Origen Guijuelo para proteger la calidad de su jamón.

Denominación de Origen Guijuelo

¿Qué ver?

En Guijuelo merece la pena visitar alguno de los secaderos de jamón. Aprenderás cómo se hace el jamón en vivo. Créeme es muy interesante. Puedes encontrar diferentes rutas que incluyen visitas a alguna de estas empresas.

En las rutas se incluye el Museo de la industria chacinera de Guijuelo, complemento perfecto para aprenderlo todo sobre el jamón ibérico.

Y ya que estás en la zona, no te olvides de dar una vuelta para ver las dehesas donde están los cerdos ibéricos en libertad.

Aunque no hay monumentos significativos, un paseo por las calles del centro y la plaza Mayor y sus soportales es agradable. Encontrarás numerosas tiendas donde comprar productos derivados del cerdo. Te dejo este vídeo que te va a dar una idea de cómo son sus calles.

Quiero destacar El Torreón por la importancia como símbolo del municipio, incluido en el centro de su escudo. Lo encontramos en el punto más alto de la villa. Es una iglesia en ruinas del siglo XV que nunca se terminó.

El Torreón de Guijuelo

Dónde conseguir más información.

Si quieres conocer más en detalle Guijuelo y sus alrededores, te dejo los siguientes enlaces:

Ayuntamiento de Guijuelo.

i-guijuelo.

Y para saber más sobre el jamón de Guijuelo, pincha en este enlace.

Este artículo ha sido un poco atípico, pero creo que merece la pena conocer un poco más sobre las principales zonas donde se produce el jamón ibérico. Me harás un favor si le das al G+ o lo compartes en redes socialesDesde aquí, mi agradecimiento. Y no dudes en dejar tu comentario abajo en caso de tener cualquier duda o sugerencia.

Muchas gracias por todo.

, , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario

Diseñado por Más que Jamón